Sobre Mí

Mi historia es la historia de un cambio progresivo a través del reconocimiento, la toma de consciencia y la aceptación de aquello que soy: un canal a través del cual se amplifica una información sutil y una intérprete que conecta esa información con la vida cotidiana de la persona, ofreciéndole una comprensión de la realidad desde puntos de vista no contemplados anteriormente, dándole la oportunidad de resolver conflictos y bloqueos personales.

Pero eso no ha sido siempre así.

Nací el 16 de marzo de 1966. Pronto comprendí que la literatura, la filosofía, la música, la pintura y la cultura en general eran lo más importante para mis padres, personas extremadamente cultas y altamente intelectuales. Por eso nunca me cuestioné la posibilidad de iniciar un camino profesional que no pasara por los estudios reglados y la universidad.

Cursé filología hispánica y catalana en la Universidad Autónoma de Barcelona y la carrera musical de arpa en el Conservatorio Superior Municipal de Música de Barcelona. A los 23 años empecé en el mundo de docencia como profesora de lengua y literatura y de música de secundaria que, más tarde, compaginé con la interpretación musical.

En el año 2009 me vi al frente de la dirección del Instituto de Secundaria Baix Montseny de Sant Celoni conjuntamente con un gran equipo de personas y en un liderazgo compartido, llegando a ser merecedores del reconocido Premio Cataluña de Educación (2011), por el proyecto educativo de innovación «Ubuntubícate con el macrocerebro del Instituto», que le ha conducido a ser un centro de referencia en el ámbito pedagógico de atención a la diversidad del alumnado.

Simultáneamente, y a raíz de una fuerte crisis personal en el año 2006, algunos hechos de difícil explicación, favorecieron el descubrimiento de otra Teresa: la sensitiva, la intuitiva, la canalizadora, aquella que podía percibir y «ver» realidades aparentemente invisibles, sentir emociones ajenas en su propio cuerpo. Aquella que, sin saber muy bien por qué, podía transmitir mensajes de personas difuntas, mensajes para el alma procedentes de una sabiduría superior, sentir vidas pasadas de las personas o recibir «informaciones» justamente cuando dejaba a un lado la parte más racional y se vaciaba de juicios y creencias. Y también aquella que sentía unos temblores indefinibles en su cuerpo en determinadas ocasiones.

¿Qué me estaba sucediendo? ¿Cómo encajar este cambio de paradigma? ¿Cómo no me había dado cuenta antes de estas cualidades? ¿Por qué nadie me había explicado nada acerca de estas disciplinas?

Ahí empezó una búsqueda incesante a través de la lectura de numerosos libros de desarrollo personal y espiritualidad, de la práctica de la meditación y de la asistencia a sesiones y eventos relacionados con el tema y también de la formación en disciplinas como la PNL, el coaching, la gestión emocional, la reconexión, las constelaciones familiares y estructurales, la sanación energética con sonido y el chamanismo transcultural, entre otros. Mi vida estaba tomando un rumbo inesperado que no dependía de mi voluntad o deseo sino del propósito profundo de mi alma. Y el propósito manda, te empuja y te da sentido.

De este modo, y a pesar de las muchas resistencias interiores, en el año 2011 empecé a atender a personas en consulta terapéutica , en el 2017 inicié la formación para el desarrollo de la sensibilidad y la percepción sutil y en el 2020 he publicado “Ellos Dicen” , el libro de las canalizaciones con la editorial Letrame.

Durante todo este tiempo, he tenido la gran suerte de contar con el apoyo incondicional de mi familia, amigos y compañeros, que han sabido comprender la importancia del proceso y me han acompañado en todo momento en esta gran transformación de vida. Sin ellos no sería quién soy. Les doy las gracias de todo corazón.

“Filóloga y arpista de formación académica, me he dedicado durante más de veinticinco años al mundo educativo, ocupando diferentes cargos de responsabilidad en centros educativos de secundaria. Polifacética por naturaleza, también me he dedicado a la interpretación musical y a la escritura.”