Nuria Cano

  • por

Soy Nuria, alumna de Teresa Borotau. A Teresa la conocí a través del hermano Eladi que lleva Hospitalia, un lugar para hacer talleres y retiros espirituales. Fuí a una constelación y allí estaba ella con su sonrisa y con su alegría. Fue fantástico. Me enteré que daba talleres de sensibilidad y que lo hacía en 3 niveles, uno cada mes, así que me apunté. El primero fue para conectar con mis capacidades y entender que estaban con nosotras por algo. El segundo  taller fue un despertar de otras capacidades que ni siquiera sabía que tenía. El tercer taller ya fue como una conexión al WiFi. Enseguida conecté y eran como vibraciones que canalizaba en un momento.   Estos talleres me han aportado, sobretodo, creer en  mí y en mis capacidades y ahora conecto rápidamente y canalizo.  Noto que mi alrededor ha cambiado y que estoy más desde el corazón y estoy más receptiva a la comunicación con otros sentidos. Estoy plena y abierta a todo lo que venga desde mi paz interior y sabiduría, y ahora entiendo que aprendemos por procesos. Le doy las gracias a mi ser, Teresa, que me puso en mi camino y sé que todavía me queda mucho que aprender junto a ella. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *