Nùria Gavaldà

  • por

Emprendedora

Teresa va al grano. Hace tiempo que dejé de asistir a sesiones de constelaciones familiares de aquí y de allá porque cada vez me sentía más incómoda sintiéndome involucrada en las situaciones catárticas que, más que resolver, parecen provocadas por los mismos consteladores para alimentar su ego como directores de escena. Hasta que me hablaron de Teresa, quien es ahora mi puntal de referencia: la empatía que transmite desde el primer momento, su clarividencia que no admite desviaciones y la sensación de que ni un solo minuto de la sesión sobra, hacen de Teresa una terapeuta excepcionalmente próxima, práctica y resolutiva como ninguna otra. Gracias Teresa, por acompañarme sin reservas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *