Olga Zaera

  • por

Hace unos meses que conozco a Teresa Borotau, una amiga me habló de ella y de sus canalizaciones … al instante tuve ganas de conocerla…, por varias razones quería una canalización con ella.

En la canalización salieron varios temas y…, Teresa los trató de forma muy diferente a lo que sería “normal” para mí, pero me gustó esto de poder hablar a través de ella con personas que no están presentes en ese momento, o que me hubiera dado una información importante sobre mí misma que yo desconocía, me inspira confianza.

¡Bueno, esta canalización me dio mucho trabajo! Mucho quehacer sobre mí misma…, Teresa (o “ellos”) es muy clara y práctica, simplifica las cosas, los hechos… hechos que a veces podrían alterar a la persona en cuestión … siempre en el respeto y dejando claro que la persona a quien ha canalizado puede necesitar algún tiempo para “digerir” lo que ha salido y trabajarlo…

Posteriormente tuve curiosidad por vivir una canalización en grupo, hace pocos días asistí a una, para mí fue espectacular verla trabajar con tantas personas, de forma muy activa y de manera que parece muy fácil… canalizaba información, emitía mensajes, organizaba, acompañaba, reímos muchas veces … las personas que salían a colaborar se ponían en su papel sólo levantarse de la silla, sufrían una pequeña transformación, me sorprendió muchísimo y he quedado con ganas de repetir!.

Hace pocos días recibí su libro de ELLOS DICEN, para mí todo él es muy vibrante!. Las canalizaciones son un maravilloso regalo para todos nosotros! Empezar con el escrito de EXISTE, es muy potente… para leer y releer cada vez que abro el libro, el prólogo de la Dra. Luján me ha encantado!. Es un libro para tenerlo cerca, me gusta abrir aleatoriamente y leer “lo que toca” en ese momento. Muchas Felicidades!.

Por último decir, que le estoy muy agradecida por los talleres que nos ofrece de “desarrollo de la sensibilidad y la intuición”, estos talleres junto con las personas que asisten me sirven de guía, de apoyo, con mis “experiencias” que hasta ahora no sabía cómo gestionar ni qué hacer con ellas…

Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *