Pere Mola

  • por

Empresario.

Soy un hombre de 59 años, acudí a participar en las Constelaciones Canalizadas con Teresa por medio de un amigo que me lo propuso. Voy a explicar mi testimonio.

Hacía mucho tiempo que yo había participado en varios en grupos de trabajo personal basados principalmente en Constelaciones familiares por lo que pensé que era un buen momento para poder trabajar mi propia experiencia en las relaciones personales y ver como voy funcionando, pues hacia un año aproximadamente que había roto la relación con mi pareja, pero ambos seguíamos todavía teniendo contacto, como un enganche invisible que no nos permitía liberarnos y conseguir tener una vida plena sin discusiones ni malos rollos.

Además, mi situación actual pasaba por momentos de mucha turbulencia tanto física como emocional y no me encontraba en mi mejor momento de salud, pues estaba finalizando un tratamiento de quimioterapia en el Hospital de Can Ruti para tratarme un cáncer de vejiga.

Así que acudí a mi primera constelación con Teresa pensando: “a ver qué pasa”. Conocí un grupo numeroso de personas y mi primera sorpresa fue ver a Teresa que al iniciar a la sesión nos ofreció una canalización que hablaba de la existencia. Recibí sus palabras como un regalo, me interesó muchísimo lo que dijo y la forma de tratar el tema. Luego trabajamos los temas propios de la gente que constelaba, yo participé en algunos, pero no constelé, fue muy interesante y como siempre sorprendente ver como mis temas iban apareciendo allí interpretados por otras personas. Al finalizar la sesión, para despedirnos me acerqué a Teresa para agradecer su trabajo y al despedirnos nos ofrecimos un abrazo cordial, ella cerró los ojos y yo me di cuenta que ella, justo en ese momento recibía información, me habló y me dijo; no recuerdo textualmente sus palabras, pero vino a decirme, tranquilizándome, que todo iba a salir bien y que me iba a recuperar de mi enfermedad. Imaginaros mi sorpresa.

Me hice asiduo a las constelaciones de Teresa acudiendo una vez al mes a sus talleres. Y cuando me sentí preparado decidí constelar mi tema: “Cómo estoy yo conmigo mismo en mi vida actual y con mis relaciones”. El trabajo que allí desarrollé ayudado por Teresa fue especial y mágico al mismo tiempo. Desde entonces puedo asegurar que mi visión de la vida, y de las personas ha dado un giro importantísimo. Me siento pleno, y me encuentro curado de mi enfermedad.

Sólo me queda darle mis palabras de agradecimiento; gracias, gracias, muchísimas gracias Teresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *